Elefantes en la Cultura Humana

Elefantes en la Cultura Humana

Elefantes en la Cultura Humana


Los elefantes son animales que hemos reconocido desde niños debido a sus características nobles y vegetarianas que encajan perfectamente con una imagen pacífica y tierna, lo cual es atractivo para el público infantil. Cuando se menciona la palabra zoológico, muchos de nosotros podríamos pensar en los elefantes como primera opción, ya que en varias culturas se encargaron de crearnos esa asociación automática.

Para las culturas asiáticas, los elefantes asiáticos son sinónimo de elevada inteligencia y excelente memoria. Simbolizan la sabiduría y el poder real, por lo que están plasmados en diferentes estatuas, piezas de joyería, adornos y figuras sagradas que los pobladores portan o adquieren con orgullo.

Varios logotipos de zoológicos como el Kölner Zoo de Alemania, Birmingham Zoo, Oregon Zoo, Fort Worth Zoo y Akron Zoo de Estados Unidos, así como el zoológico Dusit de Tailandia y el zoológico de Morelia en México, tienen en sus logotipos la imagen de un elefante. Algunos de ellos solamente usan a este animal mientras otros lo combinan con otro tipo de fauna.

¿Quiénes de ustedes recuerdan al elefante Babar? originalmente es un libro infantil escrito por el francés Jean de Brunhoff cuyo título es “L’histoire de Babar”. De ahí se crearon nuevas obras relacionadas al mismo personaje, aproximadamente hasta el año 2000. Más tarde se crearon películas y series animadas por televisión que abarcaron entre los años 1960 y 2012.

“Efelante” o “Heffalump” es un tierno personaje de la caricatura Winnie the Pooh que apareció en una película creada en 2005 bajo la dirección de Frank Nissen. El pequeño elefante púrpura se mantuvo en el gusto de los niños por mucho tiempo, lo que originó millonarias ventas de artículos relacionados con él.

Dumbo es una historia creada por Walt Disney que narra la vida de un elefante dentro del circo.

El coronel Hathi es el líder de una manada de elefantes que aparece en el famoso “Libro de la Selva”. Es un macho de edad mayor que no tiene mucho agrado por los seres humanos. Seguramente lo recordarás por su gruesa voz e inquebrantable porte.

No podemos dejar atrás a uno de los elefantes más amados por el público infantil, y no tan infantil: Dumbo. Esta historia comenzó como una obra escrita que luego se adaptó a una película animada producida por Walt Disney en el año 1941. Narra la vida de un elefante dentro del circo. Los que no han tenido la oportunidad de verla, recomendamos tener varios pañuelos desechables a su lado cuando lo hagan.

Otra obra literaria que se adaptó a largometraje es “Agua para elefantes”, escrita por la canadiense Sara Gruen y más tarde filmada por Francis Lawrence en 2011. Ahí tiene lugar un viejo elefante que recibe entrenamiento por parte de Jacob, uno de los personajes.

Pasando a temas de deidades, Ganesha es un importante dios adorado por sectas hindúes y se caracteriza por tener la anatomía de un elefante pero con cuatro brazos de forma humana que sostienen diferentes objetos en las manos. Lo atractivo de este deidad, son las variaciones con las que es representada de acuerdo a la época. Se ha visto en posición sentado, de pie, danzando, luchando contra demonios, o cualquier otra situación que se adapte a la vida contemporánea. Es venerado por ser el protector del aprendizaje, de la sabiduría e intelecto, así como de las artes y las ciencias.

Elefantes en la cultura humana

Festival en la India en honor a Ganesha / Autor de la imagen: Vijay Bandari

En Jaipur, capital de Rajastán, India, es una tradición el festival de elefantes pintados. Se utilizan pigmentos especiales para adornar sus cuerpos, así como mantas y accesorios para engalanar el evento. Personas profesionales llamados mahouts, suben al lomo de estos mamíferos y desfilan ante las miradas del público presente. Tiempo atrás se utilizaba un “ankus” como herramienta para estimular el andar de los elefantes, pero se consideró maltrato animal ya que contenía un pico afilado, por lo que se sustituyó por un palo de madera sin ningún tipo de punzocortante.

En la historia militar de la antigüedad, los elefantes eran requeridos para la guerra; ya sea para intimidar, para atacar o pisar a los enemigos. Persas, egipcios y cartaginenses incluyeron a estos herbívoros dentro del ejército. En vez de ello, en la actualidad se adornan y se exhiben en bodas nupciales de algunas ciudades de Asia.

Chili bombs: mezcla de estiércol con ajíes picantes utilizados para ahuyentar elefantes.

¿Sabes lo que son los “Chili bombs”? son una mezcla de estiércol seco de elefante con ajíes picantes que se colocan cerca de campos de cultivos para mantener alejados a los elefantes, ya que no soportan el olor a chile. Esto se realiza en algunos poblados africanos.

Arquitectos, pintores, escultores, músicos, deportistas, escritores, guerreros, religiosos y cineastas, por mencionar algunos, han recurrido a los elefantes como modelos de fuerza, imponencia y lealtad para resaltar tales características en escenarios antropogénicos.

Es muy interesante conocer algunas partes de la cultura humana que incluyen o incluyeron a los elefantes como imagen central y primordial. Su aparente carácter noble pero al mismo tiempo fuerte y atemorizante, los convierte en una figura respetable para los seres humanos, siempre y cuando no se trate de taxidermistas o cazadores furtivos.

 

 

Fuentes

https://en.wikipedia.org/wiki/Cultural_depictions_of_elephants

http://news.nationalgeographic.com/news/2007/11/071120-AP-india-elephants.html