Depredadores de los Elefantes

Depredadores de los Elefantes

Depredadores de los Elefantes


Todos los animales tienen peligros en su medio natural, y los elefantes no son la excepción aunque tengan un enorme tamaño y fuertes colmillos. Es importante señalar que no sufren numerosa caída de población por depredación comparado con otras especies, pero son las crías y algunos adultos débiles que comúnmente caen en garras y colmillos de poderosos carnívoros.

Felinos

Los felinos son seres vivos que relacionamos automáticamente con la caza y la carne. A pesar de que su distribución cada día está más fragmentada, aún se pueden admirar las técnicas de captura que emplean para alimentarse. Son depredadores por naturaleza y siempre tienen en la mira a los miembros más débiles de las agrupaciones.

Cocodrilos, felinos y hienas son sus principales enemigos naturales.

Por tal razón, los elefantes adultos no son capturados por los felinos; hembras que tienen a crías bajo su cuidado, los ahuyentan con persecuciones y sonidos amenazantes para que se alejen de ese territorio. Algunos machos también se comportan amenazantes ante su presencia y los gatos salvajes no tienen más opción que retirarse. Ante un sano y enorme elefante adulto, cualquier depredador salvaje luce pequeño y vulnerable.

Lo que sí es un hecho es que manadas de numerosos leones pueden acabar con la vida de un elefante joven e inexperto que aún no ha desarrollado por completo sus colmillos, así como atrapar a las pequeñas crías que se alejan de sus madres quedando lejos de su cuidado.

Alejándonos un poco de África, las crías y jóvenes de elefantes asiáticos deben temer ante la presencia de tigres y leones.

Los tigres representan a los felinos más grandes de la Tierra y son muy reconocidos por sus impresionantes habilidades para capturar a sus presas. Debido a que la naturaleza de estos animales es solitaria y no acostumbran a cazar en grupo como los leones, no se arriesgan a intentar aniquilar a individuos adultos sino a las crías. El tigre de Bengala (Panthera tigris tigris), el tigre de Indochina (Panthera tigris corbetti) son las subespecies que ocasionan la mayoría de los ataques, pero no son situaciones que ocurren con frecuencia.

Cocodrilos

Estos temibles depredadores son expertos en cazar y en ofrecer una de las mordeduras más fuertes y dolorosas del mundo, pero existen varias pruebas y testimonios de elefantes adultos huyendo en las batallas. Los reptiles aferran sus dientes en la trompa para limitar el movimiento de los mamíferos, sin embargo, un animal de tal magnitud como el elefante no es presa fácil, por lo que todo termina en unas cuantas heridas la mayoría de las veces. Algunas de las crías que se acercan a tomar agua son capturadas, y muchas veces sus familiares no pueden salvarlas.

Depredadores naturales de los elefantes

Cocodrilo, un peligro para los elefantes.

Hienas

Las hienas (Hyaenidae) son mamíferos carnívoros que están presentes en África y parte de Asia, y representan un peligro para las crías de ambas especies de elefante. Las hienas en manada son muy desafiantes y agresivas, algo que les ofrece ventaja en los enfrentamientos.

Perros salvajes africanos

Los perros salvajes africanos  (Lycaon pictus) son endémicos de África y también suelen cazar en manadas. Ellos persiguen a sus presas hasta agotarlas físicamente, o bien, son capaces de esperar a que el animal salga de su escondite o de algún cuerpo de agua para atacar. Sus principales rivales son los leones y hienas, mismos que también tienen un gusto por la carne de pequeños elefantes.

Enemigos naturales de los elefantes.

Perro salvaje africano (Lycaon pictus)

Otras causas de mortalidad

El antrax es una bacteria mortal para los elefantes. Esta se adquiere del agua o suelo contaminado. Enfermedades causadas por mosquitos son situaciones comunes que ponen en riesgo su vida. La tuberculosis la provoca la bacteria Mycobacterium tuberculosis y es altamente contagiosa, hecho que resulta perjudicial para todos los miembros de la manada. Estos padecimientos conllevan a úlceras, fiebres, problemas intestinales, pérdida de peso o neumonía.

Conforme tienen mayor edad, las piezas dentales van deteriorándose hasta no funcionar más, por lo que varios adultos se ven obligados a cambiar de alimentación. Esta deficiencia no siempre llega a ser solucionada, por lo que algunos mueren de inanición al no poder alimentarse de lo que encuentran.

Sin lugar a dudas, el ser humano es el depredador más agresivo; causante de importantes pérdidas de población que preocupan y ocupan a los voluntarios ambientalistas de todo el mundo. La pérdida del hábitat y su degradación, los conflictos entre trabajadores de la tierra y elefantes, el crecimiento poblacional que se deriva en la contaminación de aguas y suelos, y la caza furtiva para la obtención de colmillos que continúa alimentando a la industria del marfil, son problemáticas muy graves que están poniendo en riesgo a uno de los tipos de fauna más emblemáticos e importantes de la biodiversidad africana y del mundo. Lo peor de la situación, es que incluso dentro de algunos parques nacionales protegidos, los cazadores furtivos logran ingresar para seguir cometiendo sus delitos.

 

 

Fuentes

https://seaworld.org/en/animal-info/animal-infobooks/elephants/longevity-and-causes-of-death

https://en.wikipedia.org/wiki/Elephant#Conservation

www.bioexpedition.com/elephant-threats/