Esfuerzos de Conservación hacia los Elefantes

Esfuerzos de Conservación hacia los Elefantes

Así como es fácil para los cazadores furtivos esquivar la ley y masacrar miles de elefantes año con año para vender su marfil, millones de personas podríamos hacer fácil el hecho de erradicar este comercio y salvar a los mamíferos terrestres más grandes del mundo. Claro está, que se necesita la participación de muchas personas.

La caza deportiva controlada está permitida en algunas áreas de diversos países como Camerún, Namibia, Sudáfrica y Tanzania, entre otros, a pesar del rechazo de varios grupos defensores de la fauna que no encuentran un beneficio ecológico ante esta práctica.

¿Qué están haciendo las organizaciones ambientalistas para defender la integridad de los elefantes?

El contacto físico entre las personas y los elefantes es cada vez más frecuente, debido a que el ser humano irrumpe en su hábitat natural para llevar a cabo actividades comerciales como la agricultura. En esta situación los mamíferos asiáticos o africanos siempre salen perdiendo.

De 2010 a 2012, la caza ilegal dejó como saldo 100,000 elefantes africanos asesinados.

Otra preocupación es la caza ilegal que de 2010 a 2012 dejó como saldo 100,000 elefantes africanos asesinados. Si ese ritmo continúa, en muy pocos años no habrá más elefantes en todo el continente.

Organizaciones medioambientales apoyan en los esfuerzos para vigilar áreas protegidas y no protegidas, y mantienen contacto con gobiernos locales para establecer nuevos parques nacionales que sirvan como refugios seguros. Algunas de ellas como la WWF colaboran en conjunto con TRAFFIC, red de monitoreo de comercio ilegal de especies silvestres, que trabaja a nivel mundial para la conservación de la biodiversidad e impulsa el desarrollo sostenible. Se encargan de evaluar las tendencias de comercio ilícito de marfil, así como de controlar y rastrear los decomisos realizados en diferentes poblados.

En defensa de los elefantes.

Vigilancia en áreas protegidas.

Para reducir la matanza de elefantes, se capacitan equipos policiales para actuar eficazmente ante grupos armados de cazadores furtivos. Gran parte de las labores las realizan con ayuda del gobierno, pero no pueden confiarse en que la ley se aplicará, razón por la que se empeñan en vigilar y atestiguar que todo se esté cumpliendo.

Las pláticas en las comunidades locales para informar a la gente sobre la problemática, es parte de las labores de dichos organismos ambientales. Es importante que sepan los riesgos de sus acciones, así como de las consecuencias que los afectará gravemente en un futuro.

Save the Elephants (Kenia) y Save Elephant Foundation (Tailandia) son dos importantes fundaciones para rescatar y atender elefantes huérfanos o que han sido víctimas de abusos. Ellos incluyen programas de rehabilitación y ofrecen ecoturismo educativo.

Buscan también crear grupos comunitarios que colaboren sin fines de lucro pero que a cambio deseen recibir mucho aprendizaje, experiencias inolvidables, satisfacción y reconocimiento social. Cuidar a un pequeño elefante huérfano, es una de las acciones más emotivas, pero verlo crecer y ser liberado en un área protegida fuera de peligro, es el resultado más perfecto que todas esas personas desean presenciar. Es así como Sangduen “Lek” Chailert, fundadora de Save Elephant Foundation, tuvo la iniciativa en comenzar con este proyecto. Ella protegió a un bebé elefante llamado Tongkum y desde ahí, abogó por la integridad de todos los elefantes asiáticos. National Gepgraphic, Discovery Channel y la BBC han filmado varios documentales sobre su fundación y las arduas acciones que ha tenido que llevar a cabo para lograr posicionarse donde hoy se encuentra. Su labor la ha llevado a obtener varios premios honoríficos y admiración a nivel mundial.

Ambas especies de elefantes figuran en el Apéndice I de la CITES. Este listado reúne a todas las especies de mayor grado de peligro que reciben protección ante su explotación excesiva.

Salvemos a los elefantes.

Hombre alimentando a una cría de elefante.

¿De qué manera podemos ayudar?

La manera en que nosotros podemos ayudar desde nuestros hogares es evitando toda compra de productos realizados con marfil. Esto se puede adquirir en Internet desde cualquier parte del mundo, o en viajes realizados podemos caer en la tentación de adquirir un objeto de dicho material. No importa el tamaño de la pieza; un animal sociable y noble sufrió y murió a raíz de ello.

La manera en que nosotros podemos ayudar desde nuestros hogares es evitando toda compra de productos realizados con marfil.

La otra manera de frenar la matanza de elefantes es registrarse en boletines de fundaciones y organizaciones no lucrativas para mantenerse informado de las noticias más actuales y así poder conocer las peticiones en línea que se requieren para recaudar firmas a favor de la protección de elefantes asiáticos y africanos. Esto no tiene ningún costo y se puede compartir con todos los contactos que se tengan en las diferentes redes sociales.

WWF, National Geographic, entre otras, han innovado con “adopciones” a través de la Internet. La compra de un kit de adopción incluye un peluche, un certificado de adopción, una fotografía exclusiva, entre otros obsequios relacionados con los elefantes. Los hay de diferentes precios y todo lo recaudado servirá para continuar con las campañas internacionales, así como para mantener los gastos varios de transporte, alimento de elefantes, papelería, mejores instalaciones tanto para los animales como para el personal voluntario, entre muchas otras necesidades que se requieren para una mejor labor y óptimos resultados.

 

 

Fuentes

Charles Santiapillai, Peter Jackson. The Asian Elephant: An Action Plan for Its Conservation. IUCN, 1990.

Ed Couzens. Whales and Elephants in International Conservation Law and Politics: A Comparative Study. Routledge, 2013.

stae.org/help-us/

http://www.iucnredlist.org/details/12392/0

http://www.iucnredlist.org/details/7140/0

wcs.org/our-work/species/asian-elephants

savetheelephants.org/