Distribución y Hábitat de los Elefantes

Distribución y Hábitat de los Elefantes


Los elefantes son grandes mamíferos que requieren de un amplio espacio para desenvolverse y abastecerse de toda la vegetación que necesitan al día. Lamentablemente su rango territorial se torna cada vez más reducido debido a los conflictos con los seres humanos y a sus actividades agrícolas, por lo que se estima que algunas poblaciones de elefantes desaparezcan en unos cuantos años.

Elefante Asiático

La distribución del elefante asiático ha ido modificándose con el paso de los años por diversos motivos, casi todos ellos relacionados con el ser humano como bien mencionamos al inicio. Actualmente se localizan en la India, Sri Lanka, Bután, Nepal, Camboya, Bangladesh, Vietnam, Malasia, Islas asiáticas como Sumatra y Borneo (Indonesia), Tailandia, entre otras regiones cercanas.

La fragmentación de su hábitat y el hecho de vivir en la región del mundo con la población humana más densa, los ha concentrado en un área más pequeña. Anteriormente también alcanzaban el sur de la cordillera del Himalaya, Iraq, Siria y el borde del río Yangtsé. En la República Popular China solo sobrevive una pequeña población en la provincia de Yunnan.

En los últimos 65-75 años, la población de elefantes asiáticos ha reducido en un 50%.

En su entorno abundan los bosques húmedos tropicales y subtropicales, así como bosques secos. En los meses de mayor temperatura se mantienen cerca de ríos y otros cuerpos de agua. Los matorrales, pastizales, bosques caducifolios y praderas pantanosas también son importantes ecosistemas que conforman su hábitat.

A principios del siglo XX, se estimaba una población de elefantes asiáticos de más de 100,000 habitantes, pero en los últimos 65-75 años, esa cantidad ha reducido en un 50%. Hoy en día los cálculos arrojan una cantidad que va de 40,000 a 50,000 sobrevivientes, sin embargo, la situación conflictiva que aún continúa demuestra que tal cifra va en acelerada disminución.

Ubicación geográfica de los elefantes

Manada de elefantes asiáticos en Sri Lanka.

Elefante Africano

Esta especie se distribuye al sur del desierto del Sahara, así como a lo largo de la cuenca del Congo y en África occidental, central y oriental. Las poblaciones a lo largo de África están muy fragmentadas. La mayor cantidad de habitantes se localiza en países como Sudáfrica, Botsuana, Tanzania, Kenia, Zambia y Zimbabue.

Otras naciones que albergan elefantes africanos en menor cantidad son: Nigeria, Ruanda, Sudán, Somalia, Namibia, Etiopía, Liberia, Senegal, entre otras.

Los elefantes africanos viven en bosques tropicales, praderas, valles de ríos, pantanos y sabanas.

De acuerdo a la subespecie de elefante africano, el entorno varía de forma mínima en cuanto al tipo de vegetación y fauna. Viven en bosques tropicales y subtropicales, así como en praderas, valles de ríos, pantanos y sabanas.

El número de habitantes varía mucho de región en región, habiendo centenares en unos y miles en otros, pero no llegan a tener millones. Son las zonas protegidas las que conservan la mayor cifra, ya que se mantienen lejos de disturbios y cazadores furtivos, aunque hay parques nacionales con poca vigilancia o patrullaje ineficaz, en los que grupos armados de cazadores furtivos ingresan a las zonas restringidas para cometer sus delitos.

Parques nacionales

Algunos de los parques nacionales que protegen a varios tipos de fauna tanto africana como asiática son los siguientes:

En África: Addo Elephant National Park en Sudáfrica, Amboseli National Park en Kenia, Hwange National Park en Zimbabue, Ruaha National Park y Serengeti National Park de Tanzania y Chobe National Park en Botsuana son solo algunos ejemplos de sitios donde se pueden admirar elefantes africanos.

En Asia: Bardiya National Park en Nepal, Bandipur National Park y Rajaji National Park en la India, Minneriya National Park en Sri Lanka y Way Kambas National Park en Sumatra, Indonesia son unos cuantos lugares que protegen a los elefantes asiáticos.

Distribución de los elefantes.

Elefantes africanos en Parque nacional del Kilimanjaro.

Importancia de los elefantes para su hábitat natural

Los elefantes son jardineros naturales de los ecosistemas que ocupan. Ellos proliferan semillas y otorgan un mantenimiento de la biodiversidad en los ecosistemas que habitan. Al beber agua y al comer, crean canales y brechas que permiten el paso de líquido y el crecimiento de vegetación que otros animales también pueden aprovechar.

En siglos anteriores, y no dudamos que actualmente así sea en algunas regiones, los trabajadores agrícolas creían que si dejaban vivo a un elefante, este se reproduciría a tal magnitud, que su descendencia acabaría con todos los cultivos y ocuparían toda la extensión de tierra que su enorme tamaño requiere. Esto sin duda, ha sido un gran problema en términos de conservación.

El aceite de palma es un producto agrícola cuya producción es causante de las peores destrucciones del hábitat de los elefantes asiáticos, así como de orangutanes, tigres y rinocerontes. Miles de hectáreas de paradisíacos bosques tropicales, son convertidos en espacios adecuados para plantaciones de palmas con las que se obtiene el preciado producto. Esto, conlleva a arrasar con vida silvestre endémica, formaciones naturales, fauna y flora emblemática y todo elemento necesario para el equilibrio ecológico del mundo.

 

 

 

Fuentes

http://www.iucnredlist.org/details/12392/0

http://www.iucnredlist.org/details/7140/0

https://seaworld.org/en/animal-info/animal-infobooks/elephants/habitat-and-distribution

Raman Sukumar. The Living Elephants: Evolutionary Ecology, Behaviour, and Conservation. Oxford University Press, 2003.

R. Sukumar. The Asian Elephant: Ecology and Management. Cambridge University Press, 1992.